Blog Digital

¿Multitask o delegar?

multitask o delegar

En realidad, la práctica es completamente opuesta a la teoría.

Durante un tiempo, el multitasking despegó como el Concorde. Fue un concepto GRANDE. ¿Destacar en planeación, resolver lo cotidiano, evitar  crisis y llevar la orquesta como el más genial director? Claaaaro. En papel sonaba a todo un rockstar. Pero tal como le sucedió al Concorde, al famoso multitasking nomás no le dieron las cuentas.

El que piensa que puede hacerlo todo en realidad tiene problemas, y seguramente el mayor de ellos es un descenso en productividad. Así es. El multitasking es una falacia. El concepto que parecía ideal para un perfil altamente productivo, tiene como consecuencia resultados “a medias”.

Delegar, por otra parte, suena anticuado, presuntuoso, hasta burocrático. Pero la verdad, saber delegar es vital para la productividad de cualquier empresa, sea del tamaño que sea. Si hablamos de una gran corporación, es claro que hay una estructura con niveles que hace posible su operación. Dentro de esa organización, evidentemente se delegan tareas y funciones, y eso se traduce en productividad.

Si analizamos a una micro o pequeña empresa, delegar ciertas acciones libera tiempo para que el dueño o director pueda PENSAR y PLANEAR estrategias y siguientes pasos que se traduzcan en GANANCIAS para su negocio. Si, por ejemplo, eres dueño de pastelerías, no vas a  hacerla de cocinero, encargado de limpieza, comprador de suministros, repartidor, cobrador, contador, creador del sitio web, community manager de tus redes sociales,y creador de contenido ¿o sí? Aunque sea un negocio pequeño, necesitarás un poco de ayuda. En un plazo bastante razonable, aumentará tu productividad si dejas que ALGUIEN MÁS haga lo que menos te gusta o lo que no sabes hacer tan bien.

¿Qué puedes dejar de hacer tú? Aquí una lista de ideas:

  • Escribir newsletters para enviar a tus contactos
  • Diseñar anuncios y crear formatos para tus materiales publicitarios
  • Hacer videos sobre tus productos o servicios
  • Abrir cuentas en redes sociales, manejarlas y crear material para las mismas
  • Elaborar material publicitario para los medios
  • Abrir tu tienda en línea y/o sitio web
  • Preparar artículos para tu blog
  • Revisar Google analytics y realizar de SEO

¡Hay muchas otras cosas más! Así que da el paso. Delega. Verás cómo aumenta tu productividad y crece tu negocio.

¿Necesitas ayuda? Chatea con nosotros